Lego Minifigure - Star Wars Trooper - Foto por Juan Carlos Morales S.

#TrabajoSíHay, pero no para todos

Una de las primeras tareas de todo profesional es encontrar trabajo.

Hay quienes inician con anterioridad la actividad y logran un tránsito sin mayores contratiempos entre el desempleo y la ocupación. Hay otros, como sucedió en mi caso (por allá en 2006), que se aventuran a crear empresa.

Sin embargo, hay que reconocerlo, son muchos más los que ven cómo la fecha de graduación se acerca y las oportunidades laborales se hacen lejanas.

¿Cuál es el trabajo ideal?

Para iniciar, hay que entender qué es trabajar:

Según la Real Academia Española – RAE, en la segunda acepción del término, menciona que esta acción es «tener una ocupación remunerada en una empresa, una institución».

Así pues, desde lo denotativo, no importa si la ocupación está relacionada con el estudio previo. Lo importante, según la RAE, es obtener una remuneración.

Pero, y creo que aquí coincido con la mayoría, la idea es trabajar en el área para la que se preparó.

Al final, si se es profesional universitario, se da por entendido una dedicación mayor a cuatro años (en tiempo y dinero) para el desarrollo de ciertas competencias, y no tiene mayor sentido dejar este esfuerzo a un lado.

Entonces, el trabajo ideal, al menos en un primer escenario, está en lograr una ocupación y una remuneración en el área de estudio, que, además, esté alineada con el proyecto de vida.

¿Existe el trabajo perfecto?

Es posible. Muchos de mis compañeros de estudio son felices y obtienen grandes logros en su vida profesional. También los he obtenido y doy gracias por ellos. Pero no siempre hay sonrisas.

Un caso puntual para exponer la situación contraria:

Hace un par de años tuve la oportunidad de orientar un curso sobre comunicación y educación en una región apartada del departamento de Antioquia.

En la primera actividad diagnóstica, indagué a los estudiantes por sus motivaciones y expectativas hacia el programa de formación.

Para mi sorpresa, una estudiante mencionó: «Profe, yo quería estudiar psicología. Pero, como no hay oferta en la región, elegí comunicación, pues es lo más parecido».

Recuerdo quedar sin palabras. ¿Existe para ella un trabajo perfecto? Creo que la psicología, que fue su elección, sería la profesión que le traería felicidad. Sinceramente, dudo que la comunicación le provoque tal sentimiento.

Lo más paradójico es que la estudiante destacó por su compromiso. La calidad de sus actividades académicas siempre estuvieron entre las más altas valoraciones.

¡Espero tener noticias de ella pronto! Muy buenas noticias.

Retomando la pregunta de la sección, ¿existe el trabajo perfecto? Sí, es posible. Pero no hay que desconocer las realidades de tantos profesionales que están trabajando en «lo que les toca».

¿Me están pagando lo justo?

La otra variable, continuando con el significado que comparte la RAE, está con el monto devengado por las actividades realizadas.

En mi país, el salario mínimo legal para el 2021 se estableció en 908.526 pesos colombianos, que equivale a unos 255 dólares estadounidenses.

Haciendo un rápido ejercicio, la jornada laboral mensual ocupa 192 horas. Así, si un profesional devenga el monto mínimo establecido por ley, su hora de trabajo es de 1,32 USD, en otras palabras, poco más de 4.700 COP.

Para ilustrar la situación, con 4.700 pesos colombianos se puede adquirir:

  • Una libra de arroz blanco ($1.550)
  • Una libra de panela en pastilla ($2.300)
  • Una bebida de malta pequeña – 250 ml. ($800)

Estos valores corresponden a una cadena de tiendas económicas. Los precios en grandes superficies superar en dos o tres veces el precio. Pero no me detengo en estos temas financieros, pues no es mi objetivo.

¿Cómo saber si el salario es justo?

Imagino que un economista podría dar respuesta objetiva a la inquietud. Pero, desde mi reflexión, la valoración también debe estar alineada con la felicidad, lo que es complejo de medir.

Durante mi época como emprendedor empresarial compartí diferentes charlas con estudiantes universitarios. Entre los mensajes había uno que no faltaba:

«Creé e-Lexia, mi empresa, para ser rico. Y en este momento lo soy. Ahora, el asunto está en qué entender por riqueza.

Algunos dirán que es ganar 50 millones de pesos cada mes; otros, tener casas y carros; y otros, donde estoy, va con encontrar la tranquilidad.

Y compartir estas charlas, que no me generan dinero, me dan toda la tranquilidad que estoy buscando».

Obviamente, el dinero es muy necesario, pero hay situaciones.

¿Necesitas asesoría en comunicación digital?

Diseña y optimiza tus proyectos en comunicación digital, entregando una mejor experiencia a tus usuarios y potenciando el valor de tu marca.
Conversemos

¿Estoy siendo feliz en el trabajo?

Quienes me conocen, especialmente mis estudiantes, con quienes comparto mis «amores y desamores» laborales, conocen lo significativo que es para mí la tranquilidad y la felicidad.

En mi vida profesional he estado en muchas empresas. En algunas he permanecido un corto tiempo. En otras, donde me siento feliz, he durado más de una década.

Historias por contar sobre lo bueno y lo malo, muchas, pero quiero mencionar solo una:

Como profesor de las regiones, en una clase discutía con mis estudiantes sobre cómo diseñar proyectos viables. Para hacerlo más cercano, propuse valorar si ser profesor en los territorios apartados era viable.

En palabras sencillas, de los viáticos resté transporte, alimentación, alojamiento y otros costos (que mis estudiantes conocen y celebran). El resultado: terminaba en números rojos.

¿Por qué seguía yendo a clase? ¿Por qué con el mismo comportamiento? Primero, por la felicidad que me causaba compartir con los estudiantes y, segundo, por la tranquilidad que genera ser profesor de la Universidad de Antioquia.

¡Esa es mi riqueza!

Vuelvo a mencionarlo, el dinero se requiere, pero -y es mi punto- trabajar con felicidad trae más riquezas.

¿Hay trabajo para todos?

En ocasiones, me generan apatía las recomendaciones de convocatorias laborales que van a acompañadas de la etiqueta #TrabajoSíHay.

Sí, trabajo sí hay. Siempre va existir. Pero ¿es el trabajo que estamos buscando? Tengo mis comentarios.

A propósito, actualmente estoy realizando un ejercicio (tipo observatorio laboral) y tengo unas primeras conclusiones:

  • Muchas empresas se mencionan como «Empresa importante»
  • La gran mayoría de convocatorias no detallan la oferta salarial
  • Existe discriminación por edades. Puntualmente, en muchas de ellas ya no soy apto. ¡Estoy viejo!
  • No hay claridad en las funciones. Encuentro errores y redundancias en las descripciones
  • Hay una tendencia, no sé si es por pandemia, en contratar practicantes

Hay días que me provoca enviar una perfil profesional con estas características:

  • Nombre: un comunicador y educador muy importante
  • Aspiración salarial: sé que tienes con que. Tú puedes
  • Edad: la belleza está en el interior
  • Habilidades: más de las que te imaginas
  • Experiencia: la suficiente

¿Será que me aceptan?

¿Hay discriminación laboral?

A propósito de la discriminación, hace un par de días escribí un hilo en mi cuenta Twitter.

En esa colección de mensajes narro brevemente por qué renuncié a mi último contrato laboral y cómo, desde entonces, muchas empresas del país me han dicho «No es posible que trabajes con nosotros, pues te duelen las manos».

Aquí dejo el primer tuit:

Por último, mencionar que me apasiona ser profesor. Infortunadamente la pandemia me alejó de las aulas. Si alguien requiere un profe en comunicación, lo invito a revisar mi perfil en LinkedIn.

Situación laboral en Colombia

Como anexo, estuve conversando con Julián Andrés Rojas sobre la oferta laboral para comunicadores en Colombia. Revisamos algunas convocatorias, opinamos sobre el salario ideal y propusimos unos datos mínimos para la publicar una oferta de trabajo, entre otras.

Esta es la transmisión, que corresponde al podcast «Comunicación para todos», que se emite todos los jueves a las 21:00 (GMT-5), desde mi canal YouTube.

¿Tienes una pregunta sobre el artículo? Cuéntame en los comentarios. Además, si quieres que escriba sobre algún tema, anótalo a continuación para agregarlo a la agenda de contenidos.

Logo NequiTu aporte permite crear contenidos. Envía un aporte Nequi

Logo PayPalHay más posibilidades. Apoya el blog desde PayPal.me

Logo YouTube¡Vamos por los 10.000 suscriptores en YouTube! Suscríbete

Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador y educador
YouTube | LinkedIn | Instagram | Twitter

Licencia Creative Commons #TrabajoSíHay, pero no para todos por juancadotcom se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.