Icono camara. Fondo teclado.

Creative Commons: con licencia para crear

Como creadores de contenidos, es común enfrentarnos al síndrome de la hoja en blanco. Este se refiere al pánico que causa iniciar un proceso creativo; es una parálisis sicológica inherente a la actividad intelectual.

Para superar este síndrome existen diferentes caminos: abandonar el miedo y dejar que fluya la imaginación; tomar una pausa y regresar a la hoja en blanco unas horas después; realizar una lluvia de ideas (brainstorming) para generar bases de desarrollo, o revisar otras creaciones afines al tema, entre otras ideas.

En este texto revisaremos las licencias Creative Commons y cómo ellas sirven de base para la creación de contenidos digitales, convirtiéndose en instrumento contra el síndrome de la hoja en blanco. Comencemos.

¿Qué es Creative Commons?

En palabras sencillas, Creative Commons es un conjunto de permisos que define el autor de una obra para que sus lectores (usuarios) pueden beneficiarse de ella.

Revisemos un ejemplo:

Usted es el creador de una pieza musical. Ha logrado esta composición en un sintetizador, utilizando efectos de cuerdas y sonidos electrónicos, y está convencido que este fragmento puede servir para crear el próximo hit radial.

Sin embargo, usted no tiene habilidades para componer el resto de la música: la percusión, el bajo y letra. ¿Qué hacer, entonces?

Una opción es buscar ayuda de otros músicos y llevar el proyecto hasta la composición completa. Pasarían por un estudio de grabación y luego irían a la radio y otras plataformas de distribución. El éxito lo podría llevar hasta los Grammy… ¿Por qué no?

Pero quizá su interés no sea llegar hasta la alfombra roja. Usted es un músico aficionado y solo quiere compartir su creación con otras personas, para que ellas -sean aficionadas o profesionales- puedan crear sus propias canciones. Sí, es una posición algo altruista, pero es válida y muy común en nuestros tiempos.

¿Qué hacer entonces para compartir esta canción con los demás? Fácil: Internet y Creative Commons.

Usted puede -de una u otra forma- controlar la distribución que va a tener su obra en la Red: puede compartirla con sus amigos más cercanos, a través de correo de electrónico o un servicio de mensajería instantánea, o puede publicarla en una plataforma o red social de música y dejar que cualquier usuario a nivel mundial la conozca y se beneficie de ella. Aquí está el papel de Internet.

De otra parte, usted también puede controlar los permisos que va a ceder a los otros músicos, es decir, qué les va a permitir hacer con su obra: ¿pueden modificarla? ¿pueden obtener recursos de ella? ¿pueden distribuirla en otros medios?

Por defecto, una creación intelectual está protegida por Derechos de Autor, es decir, la obra no podrá utilizarse con fines comerciales, no podrá modificarse y no podrá distribuirse sin previo consentimiento del autor. Es lo que sucede con la mayoría de las creaciones. Y está bien.

Nota: En ¿Son importantes los derechos de autor? puede conocer más sobre el tema.

Pero recordemos que su intención es altruista. Entonces los Derechos de Autor no sirven, pues “cierran las puertas” a otros creadores de contenido. La idea es evitar papeleos y permitir -desde el principio- que los demás puedan utilizar la obra.

Y aquí es donde las licencias Creative Commons entran en juego, pues ellas marcan la obra con los permisos que usted decide ceder. Así, los usuarios no tienen que contratar abogados para enviar solicitudes de cesión de derechos, pues todo está claro desde el principio. ¡Es más fácil así! ¿No lo crees?

Condiciones de las licencias Creative Commons

Miremos en detalle qué permisos y condiciones se establecen en el Creative Commons:

Atribución: indica que el usuario (entendido este como la persona que se beneficia de la creación intelectual) debe reconocer el autor de la obra en todo momento, independiente si el resultado final diste del original.

Sin derivar: la obra original no puede ser modificada. El usuario debe conservar la obra de manera íntegra y sin cambios.

No comercial: la utilización de la obra no puede generar beneficios económicos para el usuario.

Compartir igual: las obras derivadas de la original deben compartirse bajo las mismas condiciones establecidas, es decir, si la original no permite beneficios comerciales, las derivadas deben conservar esta condición.

¿Necesitas asesoría en comunicación digital?

Diseña y optimiza tus proyectos en comunicación digital, entregando una mejor experiencia a tus usuarios y potenciando el valor de tu marca.
Conversemos

Crear una licencia Creative Commons

Teniendo claras las condiciones, lo que sigue ahora es seleccionar algunas de ellas y crear una licencia personalizada. Las posibilidades son:

Atribución: es la licencia más amplia, pues permite a los usuarios modificar y distribuir la obra, incluso con fines de lucro. Eso sí, exige que se reconozca la autoría del creador.

Atribución – Sin derivar: el usuario puede utilizar y distribuir la obra, con fines de lucro si así lo desea, pero no puede realizar modificaciones a ella. Además, debe dar crédito al autor.

Atribución – No comercial – Sin derivar: es la combinación más restrictiva del Creative Commons, pues exige a los usuarios que conserven la integridad de la obra y sus usos no tengan fines comerciales. Pueden utilizar la obra y compartirla con otros usuarios, siempre y cuando citen al creador de esta.

Atribución – No comercial: permite la modificación y distribución de la obra sin fines comerciales. Como sucede en todas las variaciones, debe reconocerse al autor. En esta variación, las obras derivadas no están obligadas a conservar las mismas condiciones de la original.

Atribución – No comercial – Compartir igual: similar a la anterior, pero con la diferencia que las obras derivadas deben conservar las mismas condiciones de la original.

Atribución – Compartir igual: permite modificar y distruir la obra, incluso con fines comerciales, exigiendo que las derivadas lleven la misma licencia. Debe mencionarse el autor de la obra original.

Combinaciones de Creative Commons

Licencia Creative Commons por Foter (CC-BY-SA)

Para facilitar el proceso de elección, Creative Commons ha habilitado un asistente de selección, donde solo hace falta responder dos preguntas y el sistema indicará cuál es la licencia ideal.

Conclusión

Las licencias Creative Commons, sin ser competencia a los Derechos de Autor, permiten a los creadores de contenido ofrecer sus obras y servir como base para la creación de nuevas obras.

La bondad de este sistema de permisos es que tanto creadores como usuarios no tienen que enfrentarse a trámites legales, pues ya existe una documentación amplia sobre las posibilidades y la cesión de derechos.

Para aplicar la licencia a una obra solo hace falta anexar una imagen y un código HTML.

Lo que realmente importa aquí es el intelecto humano y la capacidad de crear nuevas obras, y cómo se facilita vencer el síndrome de la hoja en blanco, pues ya hay mucho por donde empezar.

En una próxima entrada compartiré algunos servicios de búsqueda de recursos libres.

Producción de contenidos web. Libro gratuito. Autor: Juan Carlos Morales S.

Producción de contenidos web

Descarga este libro electrónico de acceso libre, donde se presentan recomendaciones de producción multimedia.
Obtener una copia

¿Tienes una pregunta sobre el artículo? Cuéntanos en los comentarios. Además, si buscas información sobre un tema y no está disponible, anótalo a continuación para agregarlo a nuestra agenda de contenidos.

Tu aporte nos permite crear contenidos. Tu apoyo desde Nequi

Apoya la producción de la Escuela Digital desde PayPal.me

Con una taza de chocolate todo sabe mejor ¿Nos invitas a una?

¡Vamos por los 20.000 suscriptores en YouTube! Suscríbete

Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador y educador
YouTube | LinkedIn | Instagram | Twitter

Licencia Creative Commons Creative Commons: con licencia para crear por juancadotcom se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Icono de soporte y atención. Dirige al formulario de contacto de e-Lexia.com Contacto
Logo de e-Lexia.com: Regresar al inicio del sitio web Inicio