Medellín, Colombia.

Qué hace un representante estudiantil

Uno de los miembros activos del gobierno escolar (o universitario, para comodidad de algunos) es el representante estudiantil, que -como su nombre lo indica y aunque suene redundante- tiene por objeto representar al grupo de alumnos de la institución.

De acuerdo con la estructura, es posible la existencia de un único representante o varios de ellos, y su participación se enmarca en consejos directivos, consejos académicos, consejos de facultad o escuela, comités disciplinarios, entre otros. Insisto, esto depende de la configuración de gobierno.

[VIDEO]

Considerando los estilos de aprendizaje, este contenido se entrega en dos formatos: video y texto.

En el canal YouTube «Escuela Digital» puedes encontrar más videos sobre el tema.

A continuación, está la explicación en texto.

Mi motivación para escribir

Actualmente, soy estudiante de una institución de educación superior pública colombiana y, según el sitio web de esta, en ella hay un solo representante estudiantil, con participación en el Consejo Directivo.

Nota: Con el propósito de no generar (más) discusiones con la institución, me abstengo de dar la referencia, pero seguro que mis compañeros y amigos sabrán identificar la fuente.

Infortunadamente, buscando en el mismo sitio web y el reglamento estudiantil, no hay información sobre las actividades y demás escenarios de participación de quien me representante ante las directivas.

A partir de este limbo y motivado por la participación de quien dice ser el representante estudiantil, me doy a la tarea de buscar en la Red de qué va esta figura y exponer algunas consideraciones y conclusiones.

Por cierto, menciono “de quien dice ser el representante estudiantil” pues en el sitio web institucional aparece un nombre y en el grupo Facebook de estudiantes aparece otro, entonces mi limbo se hace aún más grande.

¿Qué es representar?

Para iniciar, es importante crear comunidad semántica y conocer la definición denotativa del verbo representar.

Según la RAE (s.f.), en su sexta acepción, representar es “sustituir a alguien o hacer sus veces, desempeñar su función o la de una entidad, empresa, etc.”.

La misma fuente, en su séptima acepción, indica que representar es “ser imagen o símbolo de algo, o imitarlo perfectamente”.

Así pues, desde lo personal, representar no es una tarea sencilla, máxime cuando se exige una imitación perfecta. ¡Ojo! Estoy ciñéndome a la exposición semántica que comparte el máximo organismo de la lengua española.

Y aquí recuerdo un gazapo de uno de mis profesores de redacción y ortografía: “La Real Academia Española solo funciona en España”. (Suspiro) Esa clase sí que fue difícil para mi, pero esta historia es “harina de otro costal”.

En palabras sencillas, entonces, representar es servir como imagen, como vehículo, de un grupo mayor.

Detrás de un representante hay una carga semántica (y semiótica si me lo permiten) que responde a un grupo con algunas particularidades homogéneas y, pues hay que aceptarlo y gestionarlo, otro tanto heterogéneas.

Es representante de un país, por ejemplo, su presidente. También lo son sus embajadores. A deportistas, artistas y empresarios también se les exige ser representantes de un sentir nacional.

¿Qué hace un representante estudiantil?

Según la Universidad EAFIT (2018), el representante estudiantil “(…) vela por los intereses de la comunidad universitaria y trabaja por el bien común”.

Por su parte, la Universidad de los Andes (s.f.) menciona que esta figura “(…) tiene la responsabilidad de apoyar a sus compañeros en cualquier tema y debe servir como un instrumento de articulación y comunicación entre las unidades académicas y estos”.

Pero, vamos por partes, ¿Cuáles son los intereses de los estudiantes? Es una pregunta tan amplia como el número de alumnos. Sin embargo, EAFIT nos da luces sobre los límites: “el bien común”.

El representante estudiantil no es, entonces, una figura que responde los intereses individuales, ni mucho menos, a sus propias motivaciones (¡Esto sí sería un fracaso!). El representante estudiantil da respuesta a la colectividad, a la generalidad, al sentir común.

¿Cómo lo lograr esto? Con un trabajo sociodemográfico, que inicia en conocer a la comunidad estudiantil y -con especial ahínco- en reconocerse en ella. No tiene sentido un representante que no refleje a su comunidad y que no se refleje en ella. O, peor aún, que el reflejo responda a otros estamentos.

Avanzando hacia el texto de la Universidad de los Andes, el representante estudiantil sirve como canal de comunicación. A través de él nos enteramos sobre qué está pasando en el gobierno escolar: ¿Qué opina el rector? ¿Cuál es la posición de los profesores? ¿Qué proponen los egresados?

No se trata de ir o traer comentarios, rumores o chismes sobre lo que sucede en una parte o en otra. No es un muro Facebook, no es el timeline Twitter de los estudiantes; es el canal institucional de las generalidades de los alumnos.

Ojo, el representante estudiantil no es (desde mi posición personal y por eso publico en mi blog personal) el mensajero del rector, el comunicador de los profesores o el secretario de los egresados, por continuar con esos ejemplos. Su función son los estudiantes. ¡Eh! Por eso es el representante de ellos.

Y está el otro extremo: el representante no es el mensajero de cada estudiante. No, insisto.

Es función, más bien, la gestión de la comunidad, la (re)colección de los sentimientos, éxitos, angustias, quejas y felicitaciones.

El representante tiene como materia prima las experiencias de los estudiantes. Experiencias que se dan en el aula de clase, en la cafetería, en la oficina de admisiones, en el ingreso al campus (sea presencial o virtual), en la privacidad de la información, en el cumplimiento del reglamento estudiantil, etcétera.

Que si es una tarea compleja: claro que sí. Un buen representante estudiantil debería, se me ocurre, tener matrícula cero (por utilizar un término que está de moda en la ciudad). La labor no es fácil… ¡Por eso nunca he querido ser representante… ni siquiera de grupo!

Para cerrar este fragmento, menciono otro aparte de la Universidad de los Andes (s.f.): “Su función principal es ejercer una representación, en su acepción más amplia, de los intereses y las preocupaciones del cuerpo estudiantil para generar un mayor aprovechamiento de la experiencia universitaria”.

Ahí está el resumen.

¿Necesitas asesoría en educación virtual?

Apuesta por una experiencia de enseñanza – aprendizaje significativa, aprovechando las narrativas digitales y las posibilidades de la web.
Conversemos

¿Qué no es un representante estudiantil?

Ya lo mencioné, pero quiero hacer hincapié en ello: El representante estudiantil no es la imagen de otros estamentos. No es, tampoco, la voz de un interés individual o personal. No es, ni mucho menos, el canal de información de la oficina de comunicaciones de la institución.

Por agregar

Es posible, muy posible, que me quede corto en la exposición semántica de la figura que aborda este texto. Puedo, incluso, estar equivocado en la interpretación de las pocas fuentes de información que utilicé.

Mi intención es servir como punto de partida para una discusión ordenada y didáctica. Inicié este ejercicio, como ya lo mencioné, desde el limbo, desde la ausencia de un recurso autoría de la institución que me expliqué qué es y de qué va la representación estudiantil.

Espero que el o la representante estudiantil de mi institución no se tome el texto como algo personal. Creo que los estudiantes debemos ser sensibles en la experiencia universitaria y aprovechar cualquier excusa para investigar, discutir y generar.

Para tener presente: Me atreveré a compartir este texto en el grupo Facebook de estudiantes. Si veo ruido en la publicación la borraré y solo la dejaré en mi blog, con el propósito de llegar a otros espacios de discusión.

Bibliografía

¿Tienes una pregunta sobre el artículo? Cuéntanos en los comentarios. Además, si buscas información sobre un tema y no está disponible, anótalo a continuación para agregarlo a nuestra agenda de contenidos.

Tu aporte nos permite crear contenidos. Tu apoyo desde Nequi

Apoya la producción de la Escuela Digital desde PayPal.me

Con una taza chocolate todo sabe mejor ¿Nos invitas a una?

¡Vamos por los 10.000 suscriptores en YouTube! Suscríbete

Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador y educador
YouTube | LinkedIn | Instagram | Twitter

Licencia Creative Commons Qué hace un representante estudiantil por juancadotcom se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Icono de soporte y atención. Dirige al formulario de contacto de e-Lexia.com Contacto
Logo de e-Lexia.com: Regresar al inicio del sitio web Inicio