WWW

Un sitio web no se diseña en un mes

A mediados de la década del 2000, cuando estaba tomando forma e-Lexia.com, una de las preguntas más frecuentes que me llegaban era: ¿cuánto cuesta crear una página web? Acto seguido, el cuestionario lanzaba esta otra perla: ¿cuánto demora crearla?

En un afán por ser didáctico con el cliente, trataba de explicar que el diseño y la producción de un sitio web dependen de diferentes factores, y por ende establecer un precio “a vuelo de pájaro” era irresponsable. Y aún hoy respondo lo mismo.

Al final, la respuesta a estas dos preguntas es “depende”. Pero, como dice Jarabe de Palo, ¿de qué depende?

Usted quiere una página o un sitio web

Con algo de paciencia, lo primero que tratamos de conocer es el alcance del proyecto: la pregunta inicial hace referencia a una página web, pero en e-Lexia.com abordamos la solicitud como un sitio web.

Y no es que seamos ambiciosos o ventajosos, sino que procuramos dejar claro cualquier aspecto desde el principio.

Tengamos presente que la página web es un único recurso (hipertextual y multimedia, sí) que se puede conectar con otras unidades de información que no hacen parte del proyecto actual.

Por su parte, el sitio web se entiende como una colección de páginas web que se conectan entre ellas y hacen parte del mismo proceso de diseño y producción.

Para ampliar la explicación: es diferente el diseño de la portada a la maquetación de un libro que supera las 200 páginas. Un escenario es una página y otro diferente es un sitio web que agrupa 200 páginas.

En el siguiente video profundizo en el tema:

Ya está la primera variable del “depende”.

Y qué hay de los contenidos web

Lo que sigue es aclarar qué contenidos presentara el sitio web.

En e-Lexia.com contamos con la capacidad de producir contenidos inéditos y optimizados para entornos electrónicos. Esta es una de las líneas de trabajo. Sin embargo, algunos clientes mencionan tener toda la información y, según ellos, lo único que hace falta es «copiar / pegar».

En el mejor escenario, esta situación beneficia el proyecto, pues la fase de contenidos es la más extensa en cualquier proyecto comunicativo. Pero ¿será que la información está optimizada para el medio? En algunos casos no.

Hay que considerar el hecho que gestionar contenidos, independiente del medio, exige validaciones y ajustes, en temas como la narrativa, el formato, la extensión y la organización.

Ahora, escribir para la web no es el mismo ejercicio que exige un medio de comunicación impreso o audiovisual. No es que sea más fácil o difícil, simplemente es diferente. Por ejemplo, en la web se considera como hito las características de indexación (o SEO) que posee un recurso.

Así, el hecho que una empresa tenga la información lista para publicación no es garantía que todo esté en orden. Siempre es necesario dar una revisión. Y esto toma tiempo.

La experiencia de uso

Superado el asunto del alcance y los contenidos se aborda el proceso de la arquitectura de la información.

Para Pérez-Montoro (2010) en su libro “Arquitectura de la información en entornos web”, este concepto es:

Disciplina encargada de estructurar, organizar y etiquetar los elementos que conforman los entornos informacionales, para facilitar de esta manera la localización (o el acceso) de la información contenida en ellos y mejorar, así, su utilidad y su aprovechamiento por parte de los usuarios.

En palabras sencillas, la arquitectura de la información se ocupa de crear:

  • Los sistemas de navegación, tanto funcionales como no funcionales.
  • Los sistemas de organización de contenidos, entendidos como las categorías que agruparán datos comunes.
  • Los sistemas de etiquetado, que se refiere a la folksonomía o utilización de palabras claves para asociar contenidos similares a través de perspectivas de navegación.
  • Los sistemas de búsqueda, que pueden ser reactivos (dependen de una acción explícita del usuario) y proactivos (ofrecen información sin que el usuario tenga que solicitarla).

Así pues, la arquitectura de la información se refiere a las bases, a los cimientos del sitio web. Una falla en este tema puede afectar la experiencia de uso por parte del usuario y producir errores de comprensión semántica en sistemas de recuperación e indexación de recursos en línea.

Esta tarea requiere cuidado y tiempo. La arquitectura no es, como me diría uno de los concejales electos de la ciudad Medellín (Colombia) cuando me solicitaba definir la estructura de un aula virtual:

“No se enrede. Yo le entrego la clave del aula virtual del director administrativo, que es estudiante virtual de una universidad mexicana. Usted ingresa y mira cuáles son los enlaces, y listo: eso que dice allá, pues lo hacemos acá”.

¿Necesitas un comunicador digital en tu empresa? Contáctame

Bonito e incluyente

Uno de los componentes del proyecto que mayor atención obtiene del cliente es la apariencia del sitio web. Y es casi necesario, pues aquí entra en juego la marca y el mensaje que se quiere transmitir.

Los caminos son dos: crear una interfaz propia, que responda a todas las necesidades (y sueños) del cliente, o adaptar un recurso (libre o comercial) que supla el mayor número de expectativas funcionales.

¿Qué exige la definición de la interfaz o ‘look and feel’? Aquí algunas consideraciones:

  • La disposición de los elementos, desde la cuadricula general (grid) hasta la flotación de las imágenes sobre el texto.
  • La definición de la paleta de colores web, pues los colores para impresos (base del manual de identidad de algunas marcas) no necesariamente funcionan correctamente en pantalla.
  • La selección de la iconografía, que sirve como atributos de comprensión y navegación.
  • El diseño de diferentes consultas de medios, para permitir una experiencia visual coherente en diferentes tipos de pantallas.

A propósito, en mi canal YouTube compartí una sesión sobre qué es el Responsive Web Design y, a través de un ejemplo, cómo lograrlo:

Luego de lo bonito viene lo incluyente.

Esta cualidad se refiere al esfuerzo en producción accesible, es decir, a las características del sitio web y sus contenidos para permitir que personas en condiciones tecnológicas y físicas especiales puedan tener una experiencia igual a los usuarios regulares.

¿Cómo se logra esto? Una guía fundamental son las «Pautas de Accesibilidad para el Contenido Web (WCAG) 2.1«, establecidas por el Consorcio World Wide Web (W3C). Estas establecen tres niveles de desarrollo (A, AA, AAA) y solo lograr el primer nivel toma tiempo, mucho tiempo… más de un mes.

Conclusión

Sí, es posible hacer un sitio web en un mes, pues -como se mencionó al inicio- todo depende. Pero, por la experiencia de e-Lexia.com, la mayoría de este tipo de proyectos toman más de 30 días.

La misma conclusión va por el lado del precio. Dar una estimación “a vuelo de pájaro” es irresponsable. Es necesario definir alcances, establecer criterios de producción, conocer la audiencia, programar periodos de prueba y ajuste; etcétera.

En este texto se mencionaron algunos elementos, y de manera superficial, pero la producción web es todo un universo: redes sociales, servicios de georreferenciación, elementos interactivos, funciones transaccionales, en fin.

Como dicta el refrán: “Es mejor colorado un minuto y no pálido toda la vida”.

Producción de contenidos web. Libro gratuito. Autor: Juan Carlos Morales S.

Producción de contenidos web

Descarga este libro electrónico de acceso libre, donde se presentan recomendaciones de producción multimedia.
Obtener una copia

¿Tienes una pregunta sobre el artículo? Cuéntame en los comentarios. Además, si quieres que escriba sobre algún tema, anótalo a continuación para agregarlo a la agenda de contenidos.

Logo NequiTu aporte permite crear contenidos. Envía un aporte Nequi

Logo PayPalHay más posibilidades. Apoya el blog desde PayPal.me

Logo YouTube¡Vamos por los 10.000 suscriptores en YouTube! Suscríbete

Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador y educador
YouTube | LinkedIn | Instagram | Twitter

Licencia Creative Commons Un sitio web no se diseña en un mes por juancadotcom se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.