Medellín, Colombia.

Identidad digital: concepto e importancia

La identidad digital se refiere al conjunto de significados, decisiones, acciones y expectativas que una persona enuncia a los demás a través de su interacción en escenarios en línea.

En otras palabras, es la sumatoria de ideas, comportamientos y representaciones digitales de sí mismo, es decir, de lo lógico, lo ético y lo estético, respectivamente, en un entorno electrónico.

Todo ello conversa con la identidad real, es decir, la identidad digital es una extensión de nuestra identidad física en el mundo virtual.

Por otra parte, la identidad digital se identifica y construye, además, para grupos de personas, personajes ficticios, organizaciones y demás entidades que participan en la Red.

Construcción de identidad digital

Como se mencionó, el perfil en línea (como también puede llamarse) responde a toda la información que comparte una persona o entidad y el rastro que ella deja en su interacción a través de Internet.

En ese orden, pueden ser elementos de la identidad digital:

  • Datos personales en hojas de vida en línea;
  • publicaciones en redes sociales;
  • comentarios en blogs.
  • reacciones a contenidos virales;
  • transacciones financieras;
  • historial de navegación, entre otras.

De ahí que la identidad digital tenga como génesis la huella digital de una persona u organización.

Identidad digital positiva

En general, las personas buscan construir una imagen de sí mismas y un reconocimiento y aceptación por parte de los demás, que les permita unirse y participar en grupos sociales.

Y es que, como lo plantea Aristóteles, «el hombre es un ser sociable por naturaleza».

Algunas de las razones de este comportamiento es logro de los siguientes objetivos:

  • La supervivencia.
  • El bienestar emocional.
  • El aprendizaje y desarrollo.
  • La reproducción.

Así, para el logro de estos objetivos, es importante construir una identidad positiva, tanto en el mundo real como en el digital.

Esa percepción, significado y reconocimiento de los demás se conoce como reputación, misma que puede «abrir o cerrar puertas» hacia oportunidades laborales, relaciones personales, acceso a nuevos conocimientos, entre otros.

Por ejemplo, en el entorno empresarial, la identidad en línea puede determinar el éxito de las relaciones de la empresa con sus empleados, clientes, proveedores y demás stakeholders, así como la promoción de sus productos y servicios, y la construcción de una marca corporativa sólida.

En lo personal, la reputación digital positiva puede ser un factor decisivo en la búsqueda de empleo, la creación de redes profesionales y la construcción de una imagen como experto en un campo específico.

¿Necesitas asesoría en comunicación digital?

Diseña y optimiza tus proyectos en comunicación digital, entregando una mejor experiencia a tus usuarios y potenciando el valor de tu marca.
Conversemos

Perfil digital para el trabajo

Haciendo foco en cómo la reputación online puede favorecer la vida profesional, revisemos algunos elementos claves:

Redes sociales: Servicios como Facebook, X y LinkedIn son esenciales en la construcción de una identidad online. Las publicaciones, comentarios y conexiones reflejan la esencia y el interés social y profesional de la persona. LinkedIn, puntualmente, juega un papel importante en el networking profesional y la búsqueda de empleo.

Portafolio profesional: Un portafolio en línea sirve como «vitrina» para promocionar las habilidades, logros y proyectos desarrollados. Un recurso web bien logrado y optimizado puede ser una óptima herramienta para destacar en el ámbito profesional y proporcionar un canal de comunicación inmediato.

Blog: Este canal permite compartir conocimientos, opiniones y experiencias con una audiencia más amplia. A través del blog se puede demostrar conocimiento y experiencia en un campo específico y construir una reputación de autoridad.

Foros y comunidades: La participación en comunidades en línea también contribuye a la identidad positiva. Las contribuciones precisas y suficientes, que agregan valor, tributan a mejorar la credibilidad y visibilidad en un campo de conocimiento determinado.

Interacciones: En general, todo contenido publicado en Internet, sean entradas en blogs, publicaciones en redes sociales, o reseñas de eventos, libros o lugares forman parte de la identidad digital. Hay que tener presente que este contenido puede ser rastreado, indexado y asociado a una persona o entidad, impactando su reputación.

Estrategias para una reputación online positiva

Consolidar una reputación digital positiva exige diferentes competencias digitales. Algunas de ellas son:

  • Contenido de calidad: Asegurar que cualquier publicación en línea responda a criterios de calidad, como veracidad, relevancia, oportunidad y suficiencia.
  • Respeto: Velar que toda interacción en línea, sea en redes sociales, foros o comunidades de usuarios, esté soportada en el respeto por las particularidades de los demás.
  • Coherencia: Mantener una línea editorial y gráfica en todas las plataformas. Esto incluye el tono y estilo de los mensajes en redes sociales, blogs y sitios web personales.
  • Privacidad: Identificar correcta y oportunamente qué pueden ser públicos y cuáles deben conservarse en la esfera de lo personal y confidencial. Esto se puede lograr -además- desde las configuraciones de privacidad de cada plataforma en línea.
  • Constancia: Procurar una presencia en línea permanente, a través de nuevos contenidos, interacciones o mensajes con la audiencia de interés.
  • Networking: Conectar con otras personas y participar activamente en comunidades y grupos de trabajo relevantes con el perfil e interés.
  • SEO: ¡Es correcto! Utilizar técnicas de posicionamiento orgánico mejora la visibilidad de los contenidos en los diferentes motores de búsqueda. Esto incluye el uso de palabras claves, metadatos optimizados, narraciones hipertextuales, entre otros.
  • Observatorio digital: Utilizar herramientas y servicios que permitan rastrear, medir y analizar la presencia en línea, es decir, qué se está diciendo en Internet sobre la persona o la marca corporativa. Esto permite unirse a conversaciones o denunciar situaciones adversas a los intereses.

A modo de cierre

Como se mencionó, la identidad digital es un aspecto fundamental en la vida moderna; todos, tarde o temprano, estarán presentes en la Red.

Del cuidado y la precisión del perfil digital podrá depender la reputación, las posibilidades de interacción con los demás y el acceso a diferentes servicios, como la educación, el trabajo y el bienestar personal y familiar.

¿Tienes una pregunta sobre el artículo? Cuéntanos en los comentarios. Además, si buscas información sobre un tema y no está disponible, anótalo a continuación para agregarlo a nuestra agenda de contenidos.

Tu aporte nos permite crear contenidos. Tu apoyo desde Nequi

Apoya la producción de la Escuela Digital desde PayPal.me

Con una taza de chocolate todo sabe mejor ¿Nos invitas a una?

¡Vamos por los 20.000 suscriptores en YouTube! Suscríbete

Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador y educador
YouTube | LinkedIn | Instagram | Twitter

Licencia Creative Commons Identidad digital: concepto e importancia por juancadotcom se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Icono de soporte y atención. Dirige al formulario de contacto de e-Lexia.com Contacto
Logo de e-Lexia.com: Regresar al inicio del sitio web Inicio