Qué es ambiente virtual de aprendizaje

El Ambiente Virtual de Aprendizaje – AVA es el conjunto de estrategias, recursos y medios que permiten recrear un ambiente académico y administrativo tradicional en un espacio electrónico. 

Esto es, llevar las funciones sustantivas de una institución educativa a un sistema de información en línea que permita a los usuarios (estudiantes, docentes, investigadores) acceder a todos los servicios desde cualquier dispositivo electrónico, lugar y tiempo.

Es preciso indicar que el AVA no se reduce al Sistema de Gestión del Aprendizaje (LMS por sus siglas en inglés).

Características del AVA

Según el sitio web Hotmart.com, los ambientes virtuales de aprendizaje consideran nueva características fundamentales. Ellas son:

  1. No requiere desplazamiento: Al tratarse de un escenario disponible en Internet, estudiantes y profesores no requieren desplazarse al centro educativo físico. Los recursos educativos, materiales didácticos y servicios educativos están disponibles en un mismo espacio.
  2. Flexibilidad de horario: Una vez los materiales y las actividades de aprendizaje estén disponibles en la plataforma, el estudiante accede a ellas en cualquier momento y lugar. Dependiendo del tipo de curso, el profesor establece un tiempo de vencimiento (entrega) de la actividad.
  3. Docencia ubicua: Gracias a las herramientas de comunicación y producción de contenidos, el profesor desarrolla el material y orienta el aprendizaje desde cualquier lugar.
  4. Disponibilidad de Internet: Es común que los AVA se implementen en la Web (también es posible que se ejecuten en redes privadas que no requieren acceso WWW) por lo que es estricto que el estudiante cuente con una conexión a Internet. En algunos entornos no es necesario que la conexión sea permanente, pues los contenidos se descargan y utilizan en modo offline.
  5. No requiere alta inversión: Es común considerar que la educación virtual es más económica que la presencial, pero es un error. Ambas modalidades exigen altas cifras de inversión. Sin embargo, el AVA permite mayor cobertura por lo que su punto de retorno de la inversión es más cercano.
  6. Interacción para todos los gustos: De acuerdo al tipo de curso, el AVA permite configurar espacios de comunicación e interacción sincrónicos (videoconferencia, por ejemplo) y asincrónicos (foros de discusión, wikis o tableros).
  7. Evaluación en línea: Los AVA permiten la integración de herramientas de evaluación (propias del LMS o de terceros) que se ajustan al modelo pedagógico implementado. Exámenes de selección múltiple, portafolios, rúbricas, entre otras posibilidades.
  8. Ritmo de aprendizaje: Gracias a la disponibilidad de los contenidos y las actividades, el estudiante establece su ritmo de aprendizaje. Algunos avanzan más rápido, mientras otros toman más tiempo en el desarrollo de las actividades. Los tiempos de finalización dependen del tipo y configuración del curso.
  9. Soporte: En el AVA no solamente se reúnen profesores y estudiantes. En estos entornos hay presencia de asesores y personal administrativo (admisiones, bienestar, soporte técnico) que velan por una experiencia que va más allá del aprendizaje del estudiante.


Por:
Juan Carlos Morales S.
Comunicador
@juancadotcom

Licencia: Esta publicación, escrita por Juan Carlos Morales Saldarriaga, se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional. Basada en una obra en https://e-lexia.com/diccionario-tic.

Deja una respuesta